Entradas

bus turístico

Nuevos objetivos del bus turístico de Grupo Julià: Roma, Dubai y París

El grupo catalán parece no tener techo, dado que en 2015 aumento su nivel de facturación un 20% respecto al año anterior, alcanzando los 300 millones de euros. El bus turístico es la bandera de un grupo con un crecimiento exponencial.

Estos datos son consecuencia del plan de internacionalización que está llevando a cabo el grupo, donde tiene fijado invertir 150 millones de euros en 10 años. Gracias a este plan, el 61% de la facturación viene del extranjero, mientras que el 29% proviene del mercado nacional.

Actualmente la empresa es el tercer operador de bus turístico a nivel mundial, dado que en la última década se han asentado en ciudades como Miami, Washington, Londres y muchas más. La empresa tiene claro que el turismo en las grandes ciudades no deja de crecer, y es por eso que marca con una cruz sus principales objetivos, Roma, Dubai y París son los siguientes.

El modelo de negocio de Julià empieza con la entrada en la explotación del bus turístico en una ciudad,  después, el grupo entra a trabajar con el turismo receptivo, con la consolidación de la agencia de viajes.

El grupo tiene tres divisiones:

  • Transporte: representa el 8% de la facturación.
  • Turismo: representa el 62% de la facturación.
  • Buses y trenes turísticos: representa el 30% de la facturación.

El grupo cuenta con más de 1.500 trabajadores en todo el mundo, y tiene un plan de contratación para este 2016, donde tiene previsto contratar a 100 personas más.

Grupo Julià

Plan de internacionalización de Grupo Julià

Grupo Julià sigue siendo uno de los referentes en el ámbito turístico español y internacional. El grupo catalán líder en el sector de los buses turísticos quiere expandir su imperio a las principales ciudades del mundo, en este caso sus objetivos inmediatos son: Roma, Río de Janeiro, París, Chicago, Boston y Dubái. Para ello cuenta con un plan inversionista de 150 millones en 10 años.

Éste proceso no es nuevo para grupo Julià , ya que en 2002 ya empezaron un plan equivalente para internacionalizar los servicios que ofrece la empresa, llegando a ser una de las empresas más importantes a nivel de exportación en el ámbito español.

El grupo acabará 2015 con una facturación de 250 millones de euros, lo que supone un crecimiento de más del 10 % respecto al año pasado, y su estrategia pasa por diversificar dentro de su especialidad, transporte y turismo, para compensar con el resto si el año no es muy bueno en un país.

Actualmente la empresa es la tercera operadora de buses turísticos más grande el mundo, estando muy presente en nuestro país, como sobre todo en EEUU. Miami, San Francisco y Washington son sus principales ciudades estadounidenses, y ahora trabajan para entrar en Chicago, Los Ángeles y Boston.

El modelo de crecimiento de Grupo Julià en las diferentes ciudades se inicia con el bus turístico y, después, el grupo entra a trabajar con el turismo receptivo, con la implantación de la agencia de viajes en la ciudad. Grupo Julià tiene tres divisiones, la de transportes, que fue con la que se inició el grupo y que ahora representa el 8 % de la facturación; la de turismo, un 62 %, y la división de autobuses y trenes turísticos, que aporta el 30 % de la facturación.

El grupo Julià cuenta con unos 1.500 trabajadores en todo el mundo, a los que en 2016 añadirá otro centenar que se repartirán entre España y el extranjero.

 

Grupo Julià

Grupo Julià llevará su negocio receptivo allí donde opere buses turísticos

Grupo Julià tiene previsto implantar su negocio receptivo Julià Travel en todos los destinos en los que opere buses turísticos. Ya lo ha hecho en San Francisco y Miami.

La compañía tiene diseñado un plan de expansión internacional para llevar su empresa a las principales ciudades del mundo. Hoy en día está presente en Barcelona, Madrid, Murcia, San Sebastián, Toledo, Andorra, Marrakech, Méjico, Miami, San Francisco, Washington y Londres. Entre los objetivos figura entrar en Rio de Janeiro y otras ciudades sudamericanas.

Grupo Julià prevé invertir 150 millones de euros durante los próximos diez años. Con ello prevé elevar su cifra de negocio internacional, que ahora es casi un 60% del total de la división de buses.

El crecimiento también afectará a la parte de touroperación, Julià Tours, en especial en los Estados Unidos. Las filiales actuales están en Argentina, Puerto Rico y México.

En 2014, el grupo facturó 251 millones de euros, algo menos que el año precedente. Las áreas que más han crecido en los últimos ejercicios han sido las de buses turísticos, con alzas de entorno al 30%.

Grupo Julià tiene previsto crecer de forma importante en los años proximos estableciendose en los nucleos potentes del negocio del operador de bus, además de diversificar su negocio principal, con la explotación del bus turístico en diversas ciudades de renombre a nivel mundial.

Citysighseeing Budapest

Bus turístico a la cabeza de la exportación española

Grupo Julià se ha convertido en el tercer operador de bus turístico del mundo, después de la europea Big Bus y la estadounidense City Sights. Se estrenó en el sector en Madrid hace más de 15 años y actualmente está presente en todo el mundo.

La compañía ofrece este servicio en cinco ciudades españolas: Madrid, Barcelona, Toledo, San Sebastián y Murcia y en seis del extranjero  México DF, Marraquech, Andorra la Vella, Miami, San Francisco y Washington DC.

La división de buses y trenes turísticos creció un 30% en 2014. La compañía estima que solo el negocio de buses y trenes turísticos aumentó su facturación en más del 30% durante el año pasado, lo que la situaría en torno a los 45 millones de euros.

Para este ejercicio, las previsiones de inversión del Grupo Julià rondan los 15 millones. De estos, la mayor parte se destinará a su consolidación en el mercado norteamericano.

Grupo Julià, fundado en Barcelona en 1933, tiene una facturación global que supera los 270 millones y es una de las principales operadoras españolas que combinan turismo y movilidad.

La necesidad de reinventarse ha hecho que el negocio derive en la modalidad hop-on hop-off (subirse y bajarse), indispensable desde hace poco más de una década en las urbes más atractivas. Un servicio con el que Grupo Julià movió en 2014 a más de 3,5 millones de personas. El sector es de interés para las empresas españolas porque se encuentra dentro de una de las áreas en las que más experiencia acumulan: el turismo.

 

grupo julià