Bus turístico a la cabeza de la exportación española

Grupo Julià se ha convertido en el tercer operador de bus turístico del mundo, después de la europea Big Bus y la estadounidense City Sights. Se estrenó en el sector en Madrid hace más de 15 años y actualmente está presente en todo el mundo.

La compañía ofrece este servicio en cinco ciudades españolas: Madrid, Barcelona, Toledo, San Sebastián y Murcia y en seis del extranjero  México DF, Marraquech, Andorra la Vella, Miami, San Francisco y Washington DC.

La división de buses y trenes turísticos creció un 30% en 2014. La compañía estima que solo el negocio de buses y trenes turísticos aumentó su facturación en más del 30% durante el año pasado, lo que la situaría en torno a los 45 millones de euros.

Para este ejercicio, las previsiones de inversión del Grupo Julià rondan los 15 millones. De estos, la mayor parte se destinará a su consolidación en el mercado norteamericano.

Grupo Julià, fundado en Barcelona en 1933, tiene una facturación global que supera los 270 millones y es una de las principales operadoras españolas que combinan turismo y movilidad.

La necesidad de reinventarse ha hecho que el negocio derive en la modalidad hop-on hop-off (subirse y bajarse), indispensable desde hace poco más de una década en las urbes más atractivas. Un servicio con el que Grupo Julià movió en 2014 a más de 3,5 millones de personas. El sector es de interés para las empresas españolas porque se encuentra dentro de una de las áreas en las que más experiencia acumulan: el turismo.

 

grupo julià

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.